TAPACHULA, Chis,.4 de noviembre de 2018.- El miércoles 30 de octubre, René Pérez acompañado de su esposa decidió salir de Santa Ana de El Salvador huyendo de la cadena inseguridad, violencia y las maras.

nor

La opción para los salvadoreños es la migración debido a la falta de empleo, porque a pesar de que el dólar les ayuda la canasta básica tiene precios estratosféricos,» el sueldo de un trabajador son 5 dólares diarios y al mes cerca de 300 dólares».

Por ejemplo, pagamos 40 dólares de energía, 20 de agua más la comida, gas y la familia y ya no, nos queda nada, por lo que decidimos salir con lo que teníamos”.

Viajó 14 horas en bus de El Salvador a Guatemala hasta llegar a Tecún Umàn, dónde espero unas horas para pasar a la aduana de migración de Guatemala y caminar unos 800 metros sobre el puente Rodolfo Robles para entregarse a migración e iniciar su trámite administrativo.

René Pérez, cuenta con su pasaporte y no tuvo dificultad para internarse a México de manera legal y ordenada, su objetivo es llegar a Frontera de Tijuana para trabajar y mejorar su calidad de vida.

Tal vez no vamos en busca de enriquecernos, pero vamos en busca de mejorar la calidad de vida, esa es la idea de todo migrante que sale de su país.