Morelia, Mich., 22 de diciembre.-La explosión de fuegos pirotécnico del mercado de San Pablito del municipio de Tultepec, Estado de México, ha dejado un saldo hasta el momento de 33 muertos y 47 lesionados. En el lugar habían más de 250 vendedores y más de mil 500 compradores. Sin duda se trata de una desgracia, donde todo mundo busca responsables y evidentemente se critica el oportunismo político.

El gobernador Eruviel Ávila Villegas acudió ayer a un hospital donde se encontraba una mujer gravemente lesionada por las quemaduras. Quiso presumir el nosocomio de primer mundo, donde la señora murió horas después. Tenía quemaduras graves en el 80 por ciento del cuerpo, es decir era prácticamente inevitable su muerte. Sin embargo en las redes sociales lo criticaron severamente.

En páginas de Internet se refirieron que en medio de la tragedia, el gobernador priista andaba haciendo campaña, simulando una supuesta preocupación, cuando se interpreta que no fue así. Habrá elecciones el próximo año y hay mucho en juego. Hay quienes observaron que la participación y la atención a víctimas iba a mejorar la imagen de Eruviel Ávila, pero al parecer no es así.

Continúa leyendo aquí: https://debate.quadratin.com.mx/opinion/lo-de-hoy/tultepec-tragedia-oportunismo/