CIUDAD DE MÉXICO, 6 de enero de 2022.- Personal de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) indaga la muerte de un niño de tres años y seis meses de edad, quien anoche posiblemente fue ingresado sin vida, por su madre, a un hospital ubicado en la alcaldía Venustiano Carranza.

Por medio de notificación médico legal, el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Territorial en Venustiano Carranza, de la Coordinación General de Investigación Territorial, tuvo conocimiento del deceso e inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso, contra quien o quienes resulten responsables.

Datos que integran la indagatoria establecen que la madre del niño lo trasladó por sus propios medios al citado hospital, donde pudo haber referido al personal médico que el menor se cayó de un árbol el pasado 2 de enero, sin que se le brindara la debida atención médica, debido a que aparentemente presentaba buenas condiciones de salud y señaló que lo mantuvo en su domicilio.

De acuerdo con la madre, fue hasta este 5 de enero cuando lo encontró inconsciente, por lo que decidió trasladarlo al citado hospital, donde fue ingresado a la Unidad de Reanimación; sin embargo, al realizar las acciones para auxiliarlo, se estableció que ya no presentaba signos vitales.

Al realizar una inspección en el cuerpo de la víctima, se le pudieron observar diversas lesiones y cicatrices, así como contusiones múltiples antiguas y recientes.

Dichas condiciones se informaron a la madre, al médico asistente en turno y a personal de Trabajo Social del hospital, así como al agente del Ministerio Público, por medio de notificación médico legal, a fin de investigar si se trata de un caso de violencia y llevar a cabo las diligencias que sean necesarias para esclarecer este deceso.

Como parte de las acciones realizadas hasta el momento en la FGJCDMX, tras el inicio de la carpeta de investigación por estos hechos, se ordenó la intervención de personal de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales, expertos en las materias de química, criminalística, fotografía, medicina forense, genética, patología y proctológico.

Y elementos de la Policía de Investigación (PDI) trabajan en la localización de posibles testigos y cámaras de videovigilancia, públicas y privadas, que hayan podido presenciar y registrar los hechos, respectivamente; además, se dio intervención a un médico legista para la correspondiente acta médica.