CIUDAD DE MÉXICO., 29 de julio de 2020.- El ex director general de Pemex, Emilio Lozoya declaró que fue intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado en los hechos delictivos que se le imputan relacionados con la entrega de sobornos de Odebrecht. Al tomar la palabra durante la audiencia en la cual es acusado de delitos de manejo de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, Lozoya dijo ante el juez que denunciará a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos, de los cuales él se declaró inocente y sin ningún tipo de responsabilidad en conductas delictivas. Al igual que en la audiencia del pasado martes por el caso de Agronitrogenados, el ex Director General de Pemex reiteró su interés de colaborar con las Fiscalía General de la República aportado elementos de prueba bajo el criterio de oportunidad u otra figura que designe la autoridad, la cual pudiera ser la de testigo colaborador. De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), en la carpeta de investigación contra Emilio Lozoya existen elementos de prueba que configuran los delitos de operaciones de procedencia ilícita por transferir recursos del exterior a territorio nacional por el orden de 10.5 millones de dólares, sabiendo que tienen un origen ilícito, del mismo modo, ese capital se utilizó en la compra bienes para ocultar su origen;  para lograrlo presumen que el imputado incurrió en asociación delictuosa y cohecho. Según la FGR, Emilio Lozoya en todo momento supo que los recursos eran de Odebrecht, que eran el pago de sobornos, y para el manejo del dinero el ex Director de Pemex  involucró a su madre, esposa y hermana, al utilizar cuentas bancarias en Europa y empresas en las cuales sus familiares eran titulares o tenían participación. Tras la solicitud de la Fiscalía General de República de vincular a proceso a Emilio Lozoya, se decretó un receso por parte del Juez. Más información en Sobornos de Odebrecht llevan a Lozoya a segunda comparecencia ante juez