OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 26 de diciembre de 2019.- “Ni modos, hay que saber esperar”, manifestó el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid ante el incumplimiento del gobierno federal de poder otorgarle el beneficio de la prisión domiciliaria antes de que termine el año.

A través de sus redes sociales, el mandatario agradeció la solidaridad de los quintanarroenses ante lo que consideró la adversidad por la que atraviesa y que lo obliga a permanecer internado en la clínica Campestre de Chetumal en espera del cumplimiento del compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador y de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Manifestó que a pesar de la buena voluntad de las autoridades federales, manifestada de manera pública deberá permanecer en la clínica en espera de los tiempos fijados por el magistrado del Poder Judicial de la Federación “quien tiene sus tiempos y ni modos hay que saber esperar”.

Esperar ha sido el signo de mi permanente lucha en espera de que se resuelva mi solitud de gozar con el beneficio de la prisión domiciliaria en lugar de ser traslado al Centro Federal de Reinserción Psicosocial en el Estado de Morelos, afirmó.

Enfatizó que la ley le concede el derecho de estar en su casa tanto por la edad como por la situación de salud que atraviesa “y espero que dejen de retrasar la resolución para que en enero pueda darse de manera positiva”.

Mario Villanueva Madrid indicó que otra de las peticiones es que le sea otorgado el indulto para obtener su libertad a la cual se han sumado representantes de diversos partidos políticos “porque se ha probado a través de una larga investigación que soy inocente, que los hechos que se me atribuyen son falsos, que fueron fabricados con interés político”, concluyó.