GUADALAJARA, Jal, 19 de marzo de 2020.- El municipio de Tlajomulco encabezó el número de cadáveres encontrados con 156 casos, mientras que Guadalajara se ubicó en primer lugar en la lista de homicidios con 387, números correspondientes a 2018. La investigación basada en información difundida en medios de comunicación, señaló que durante ese año se registraron 987 homicidios en la zona metropolitana y se contabilizaron 563 cadáveres localizados en la vía pública y en viviendas. De estos cuerpos localizados en fosas, banquetas, baldíos, interior de vehículos, en viviendas y canales de aguas negras, principalmente; uno de cada cuatro, fueron encontrados en Tlajomulco, municipio que abarcó más del 50 por ciento de los hallazgos. Así lo refleja el mapeo de cadáveres encontrados en el Área Metropolitana de Guadalajara: Magnitud y tendencias, basado en un estudio de los profesores investigadores del Centro de Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Guillermo González y Antonio Reyna. Destacan colonias en Guadalajara como Santa Elena Alcalde, Estadio, Rancho Nuevo, Lomas de la Soledad; en tanto que en Tlajomulco son Fraccionamiento Cruz del Valle, Hacienda Santa Cruz, Los Encinos, Hacienda Santa Cruz del Valle, Lomas del Mirador y Chulavista, entre otras, donde hubo algunas que hasta diez cadáveres se encontraron. De acuerdo a las cifras presentadas, en Tlajomulco se localizaron 156 cadáveres según lugar del hallazgo y registró 102 homicidios según lugar de la agresión; El Salto 48 y 45, respectivamente; Tonalá 74 y 85; Zapopan 77 y 118; Tlaquepaque 95 y 250 y Guadalajara 113 cuerpos encontrados y 387 homicidios. Aunque estas cifras corresponden a 2018 y se dan a conocer actualmente por el tiempo que les llevó realizar el estudio, los investigadores aseguran que aunque el número ha variado, actualmente la tendencia de lugares y zonas se ha mantenido hasta el inicio de este año. Los investigadores coinciden en que este tipo de estudios se realizan con el fin de mostrar un panorama para que se tomen medidas de prevención y también se ejerzan políticas públicas por parte de las autoridades en materia de seguridad.