TLAXCALA, Tlax., 6 de junio de 2019.- Ante la amenaza de guerra comercial que ha lanzado el presidente Donald Trump hacía México, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Tlaxcala, Luis Baltazar Santiesteban, comentó que, hasta el momento, el sector empresarial en el estado se mantiene a la expectativa, esperando que la imposición de aranceles no se decrete, ya que de realizarse, 55 empresas del estado se verían afectadas.

De acuerdo con Baltazar Santiesteban, las 55 empresas afectadas son armadoras, de las cuales, también se estaría afectando a los proveedores, lo que ya ha generado un clima de intranquilidad, persistiendo el temor de que los propietarios de las empresas opten por retirarlas del país: “esperemos que no sea así, esperemos que esto se pueda revertir”, comentó.

Asimismo, explicó que desde el primer día de las amenazas del presidente Trump, las cámaras nacionales han estado en contacto con sus homólogos de Estados Unidos, por lo que aseguró que ambas partes no desean que dicha medida se aplique, ya que ambos países perderían: “no solo lo resentirían las empresas de México, también lo resentirían sus empresas, es una medida que generaría problemas para ellos, también…tenemos que seguir trabajando, no tenemos otra opción”, señaló.

Por otra parte, el presidente de la Canacintra en Tlaxcala, sostuvo que como medidas de actuación, los sectores empresariales del país han enviado a representantes, con la finalidad de que estos hagan conciencia con sus homólogos del país vecino, sumándose así, a los trabajos de apaciguamiento que ha mantenido el grupo de especialistas enviado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ante un caso inminente de aplicación de aranceles, las cámaras empresariales se verían en la penosa necesidad de frenar inversiones y, por consiguiente, la crisis laboral con los recortes de personal: “en un caso así, esperamos que entre el gobierno estatal y federal exista un apoyo”, expreso.

Por último, Baltazar Santiesteban dejó en claro que la Canacintra no se quedará de brazos cruzados, por lo que pronto entrará en vigor la realización de foros con el sector privado y con sindicatos de trabajadores, para minimizar los daños que se vendrán con la imposición de aranceles: “es lo que tenemos que hacer”, puntualizó.