CIUDAD DE MÉXICO, 30 de noviembre de 2019.- Ya con los metaleros fundidos con las descargas sonoras y las tarimas ardiendo, Nothing More y Papa Roach sonaron duro en Knotfest. Cerca de las 17 horas, ya cuando habían resonado agrupaciones abridoras que encendieron la caldera del Deportivo Oceanía, Nothing More pisó sólido el escenario Tecate Stage, activando una alerta de bomba, previniendo por el estallido de su rock y lo fue con Go to War y Fade In. Y ya con el ambiente fundido con adrenalina, desde California, infectó la misma tarima Papa Roach y con sus primeros acordes iniciaron los brincos, mientras su vocal, Jacoby Shaddix, corría por todo el escenario y liberó Last Resort, Scars, Help y Born for Gratness. Las agitaciones en el primer día del Knotfest meets Forcefest iniciaron a las 12:30 horas con Kaizan, mientras el público tomaba su primera cerveza y charlaba sobre sus bandas consentidas.