Morelia, Mich., 10 de octubre, 2017.-Lo ocurrido el pasado fin de semana en la plancha de la Ciudad de México, donde se reunieron unas 170 mil personas para escuchar a números artistas emanados, la mayoría de ellos, de los consorcios televisivos más poderosos, dieron mucho qué decir, cuando tres canta autores hicieron señalamientos en contra del gobierno.   El concierto mañosamente denominado Estamos Unidos Mexicanos fue para reconocer a todos aquellos que participaron en labores de rescate y de reconstrucción, a raíz  de  los sismos del 7 y 19 de septiembre. Para evitar criticones, los organizadores no invitaron a Café Tacuba, Molotov y Residente.   No se la esperaban,  Julieta Venegas, Carla Morrison y  la chilena Mon Laferte señalaron que los gobernantes no han estado a la altura de los gobernados, Carla Morrison dijo que el México real son los mexicanos que de inmediato entraron entre los escombros y no el gobierno que no tiene ninguna representación.   Julieta Venegas dijo que hay que identificar a los gobernantes que se desaparecen en los momentos de crisis,  y votar por gente  digna y decente. Mientras que La chilena conocida como Mon Laferte le dijo a los gobernantes que deberían estar a la altura del pueblo, a ser dignos de la gente.   A los grupos de los medios electrónicos que siempre han estado en contubernio con la clase gobernante no les resultó ese discurso falso de  unidad, que obviamente lleva tintes políticos para lo que se avecina en 2018. Lo ocurrido en el Zócalo es una pequeña muestra de que hay muchas voces críticas que ya no se dejan manipular. Ni la inversión, han de decir los organizadores del concierto, que siempre saben llevar agua a su molino.