OAXACA, Oax. 2 de febrero de 2019.- Como cada 2 de febrero, oaxaqueños celebraron el Día de la candelaria, en honor a la Virgen del mismo. La tradición católica marca esta fecha como la presentación del Niño Jesús al templo, pero la popular ha hecho de este día un día propicio para comer tamales.

En Oaxaca, en los mercados públicos se obsequian tamales de todo tipo, una tamaliza que es también para dar gracias por las ventas y compartir con sus compradores.

En México, y también en Oaxaca, a quien le haya aparecido un muñequito dentro de la rosca que se departió el 6 de enero, es quien ofrece los tamales para sus familiares y amigos. La aparición del muñeco, dicen, es un símbolos de buena abundancia, por eso a quien le toque debe dar su ofrenda para seguir recibiendo más bendiciones.

Una de las tradiciones en Oaxaca es la tamaliza de los mercados 20 de noviembre y Benito Juárez, donde comerciantes ofrecen a los visitantes tamales, a todos, a quienes desde temprana hora asisten al mercado 20 de noviembre, ubicado en el centro de la ciudad de Oaxaca.

Las personas que venden, tortillas, pan, las cocineras, todos preparan los tradicionales tamales de dulce, rajas, amarrillo, chepil, para obsequiarlos a quienes los visitan y así en el año  pedir a la Virgen de la candelaria les ayude a aumentar sus ventas.

El festejo del día de la Candelaria es una combinación de lo prehispánico en lo que se refiere a los gastronómico y los religioso que vino después de la conquista