MORELIA, Mich., 31 de octubre de 2021.- Elementos de la Policía Michoacán, Guardia Nacional y de la Fiscalía General del Estado (FGE), desalojaron este domingo a los maestros que obstruían las vías del tren en los municipios de Pátzcuaro y Uruapan.

Integrantes del grupo Poder de Base, de la sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), permanecían desde hace 91 días en la localidad de Caltzontzin, en Uruapan, y 41 en Pátzcuaro, para demandar el pago completo de salarios y bonos a docentes estatales.

El desalojo de los maestros se llevó a cabo minutos antes de las 16 horas y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó a través de un comunicado que se realizó de manera pacífica y mediante el dialogo con los manifestantes.

“Sin el uso de la fuerza pública, hoy damos un gran paso a través del diálogo con nuestra sociedad, como lo marcan las instrucciones del gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla, se liberan las vías férreas con estrecho entendimiento con la ciudadanía”, dijo el subsecretario de Operación Policial de la SSP, Elohim Díaz Jiménez.

El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla dijo que el viernes de la semana pasada se había terminado de cubrir la totalidad de los adeudos a los maestros estatales, correspondientes a las quincenas atrasadas y bonos, por un monto que asciende a los mil 525 millones de pesos.

Sin embargo, el sábado 30 de octubre, el dirigente de Poder de Base, Benjamín Hernández, afirmó que el Gobierno del estado aún adeudaba a los maestros estatales dos bonos por un monto de 600 millones de pesos.

El presidente de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC), Carlos Enríquez Barajas, dijo que ahora la administración estatal de Ramírez Bedolla debe impulsar una fuerte campaña para que los países que hacen uso de las vías férreas, tengan certeza de sus inversiones y vuelvan a confiar en México.