SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 7 de agosto de 2019.- Juan Felipe Cisneros Sánchez, integrante del Observatorio Indígena Mesoamericano, informó que en seis municipios de la zona huasteca la migración juvenil se ha incrementado, pero al no contar con un estudio oficial enfocado a este problema, no se puede hablar del riesgo de extinción de pueblos indígenas.

Mencionó que de las 25 regiones autóctonas del país, sale constantemente mano de obra, lo peor es que son jóvenes los que salen y los pueblos se quedan con personas de la tercera edad, lo que trae como consecuencia que los procesos productivos colapsen.

Indicó que la ausencia de jóvenes se refleja en los municipios de Santa Catarina, Tancanhuitz, Rayón, Aquismón, Axtla de Terrazas y Xilitla; aunque no se cuenta con datos oficiales, la migración se da de forma interna en los estados de Monterrey y Guadalajara y ahora se ha registrado hacia los Estados Unidos.

“La migración es amplia y compleja, hay pueblos originarios que viven de la migración, no se deriva del estado de desarrollo o situaciones precarias que hay en nuestras comunidades indígenas, es un fenómeno complejo y nos preocupa, ya que no se cuenta con un estudio”, indicó Cisneros.

Mencionó que el Gobierno del Estado ha sido omiso en la recomendación 70/2016, sobre el caso de las violaciones a los derechos al libre desarrollo de la personalidad, al trato digno, al interés superior de la niñez, al derecho al trabajo, a la seguridad jurídica y a la procuración de justicia, en agravio de v1, v2, v3, v4, y demás jornaleros agrícolas indígenas localizados en una finca en Villa Juárez, San Luis Potosí.