SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 3 de septiembre de 2019.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ha registrado 15 quejas de usuarios que reciben atención médica en instituciones públicas, principalmente por desabasto y malas praxis por parte de los médicos sobre todo de ginecología y obstetricia.

El presidente de la dependencia, Jorge Andrés López Espinosa, informó que la mayoría de las denuncias se concentran en clínicas y hospitales básicos comunitarios de la zona huasteca; el hospital general de Ciudad Valles lleva seis durante 2019, la mitad de las que se registraron el año pasado en esa misma clínica.

“Hace un par de meses tuvimos una problemática sobre el suministro de medicamentos a pacientes que requieren de hemodiálisis”, dijo.

López Espinosa resaltó que cuando inician las quejas y emiten las recomendaciones a instituciones hospitalarias piden opiniones técnicas a médicos del Colegio de la Profesión Médica A. C., con quien se signó un convenio de colaboración para tal efecto.

En el Hospital Central Ignacio Morones Prieto sólo tienen registrada la queja por el caso de un menor de dos años que depende de un ventilador quirúrgico y una sonda, mediante la cual lo alimentan.

El estado de salud del niño se debe a una negligencia médica cometida en ese nosocomio. La Comisión envió una recomendación número 17/2019 en la que solicita que el menor continúe recibiendo atención gratuita, eficiente, eficaz y oportuna, además a los padres se les ubicó en calidad de víctimas para que tengan acceso a la reparación del daño.