CIUDAD DE MÉXICO, 14 de agosto de 2018.- Un puente vehicular colapsó en la ciudad italiana de Génova, alrededor del mediodía de este martes (hora local), dejando atrapadas a varias personas entre los escombros, y de la que se reportan por los menos 11 personas fallecidas y cinco lesionados, aunque temen que la cifra se incremente al ser una zona densamente poblada.

El accidente se registró en esa una ciudad portuaria del noroeste de la región italiana de Liguria, de la que es la capital, en una de las que se considera como una una importante vía de transporte de la capital de esa provincia que conecta la autopista A10 con el peaje Génova Ovest.

Según informa el diario Corriere della Sera, habría al menos 11 personas fallecidas tras la caída del Puente Morandi, cuyo colapso se produjo cuando llovía intensamente en la zona.

Por su parte, la Agencia Católica de Informaciones dio a conocer que el obispo auxiliar de Génova, monseñor Nicoló Anselmi, pidió oraciones por las víctimas, toda vez que es una zona densamente poblada.

“Estamos rezando para que haya el menor número posible de víctimas pero será muy difícil porque es una zona muy habitada”, comentó, en declaraciones a la agencia italiana SIR.

El prelado indicó que “aún no tenemos otras noticias porque no nos podemos acercar al lugar. He hablado con los sacerdotes que viven allí y están todos preocupados. Esperamos que no hayan víctimas pero eso es muy difícil porque es una zona muy habitada”.

Las autoridades han informado que hallaron varios vehículos aplastados bajo los escombros con fallecidos en su interior.

Como medida de precaución, se ha evacuado algunos edificios cercanos a la parte del puente que no se ha derrumbado.

El Puente Morandi fue construido en la década de 1960 por la Sociedad Italiana de Oleoductos, atraviesa los distritos de Sampierdarena y Cornigliano, mide más de un kilómetro y tiene una altura de 90 metros.